Combinatoria: espacios y figuras

instalación, projects, Proyectos artísticos /art projects

Impresión s/papel, 2012

Impresión s/papel, 2012

Impresión sobre papel, 2012

 

 

Random de la Serie Combinatoria: sucesión aleatoria de las 242 posibilidades creadas para la serie combinatoria, programada en html y javascript.

Programación: Eva Aro.

Ver aquí.

La obra Combinatoria tiene como intención la búsqueda de soluciones matemáticas para resolver una representación pictórica con más de un resultado y que la organización entre los elementos no atienda sólo a juicios estéticos arbitrarios.

Se acude a la rama de las matemáticas de combinatoria que estudia la enumeración, construcción y existencia de propiedades de configuraciones para satisfacer ciertas condiciones establecidas. Lo que permite que podamos obtener más de una solución para este problema, en concreto 242 soluciones posibles de combinación de figuras en el espacio. Todas ellas factibles.

Con la ayuda de Cristina Regaño (ingeniera), adaptamos los contenidos de imagen que se han creado a una fórmula de combinatoria sin repetición y donde el orden no importa. Y así llegamos a :

 

Nº de personas diferentes = m

Nº de personas dentro del cuadro = n

Fórmula combinaciones sin repetición, donde el orden no importa.

Y donde además nos encontramos que las combinaciones pueden ser a lápiz y a color, por lo que al resultado hay que multiplicarlo por:

 

2 elevado a n

Este ejercicio se resuelve cinco veces, para los cinco casos, enumerando los personajes del uno al cinco, de izquierda a derecha. Y los cinco resultados sumados es lo que nos da 242 posibilidades de combinación.

Se pretende reflexionar sobre los valores de las decisiones tomadas en el proceso de realización procurando salir de los criterios estéticos adquiridos. Estos pueden estar entrenados a través de la propia educación visual o surgir por acontecimientos incontrolables y van a determinar las preferencias plásticas que resuelven el final de la obra. Así que, buscando en un campo aparentemente externo, como son las matemáticas de combinatoria, conseguimos alejarnos de estas pautas para no renunciar a la multitud de opciones que aparecen y que no sólo son posibles, sino que además guardan un carácter básico plástico que cuestionan la integridad de pieza única.

 

Publicación del proyecto en los Cuadernos de Bellas Artes: “LA PRAXIS DEL ARTISTA EN EL PROCESO CREATIVO COMO HACER INVESTIGADOR. Creación artística y/o investigación en las artes” coordinado  por: Dra. Raquel Caerols Mateo (Profesora de la Facultad de las Artes y la Letras, Departamento de Arte. Universidad Antonio de Nebrija) y Dr. Juan Arturo Rubio Aróstegui (Coordinador de Calidad e Investigación de la Facultad de las Artes y las Letras, Profesor de la misma Facultad, Departamento de Arte. Universidad Antonio de Nebrija)-

http://www.revistalatinacs.org/067/cuadernos/18CBA.pdf

 

 

Presentación del proyecto:

Exposición Combinatoria: Espacios & Figuras en el Taller Gráfico Pepe Herrera. Inauguración el 7 de marzo de 2013 a las 20h.

Exposición en el Taller Gráfico Pepe Herrera. Marzo 2013

Texto de Raquel Caerols Mateo:

 Una mente concipio decía Galileo, una mente en la que todo experimento, toda experiencia supone un bosquejo intelectual del pensamiento. Desde el nacimiento del pensamiento moderno, desde el Renacimiento, esas han sido las líneas maestras, las rutas que han marcado los procesos creativos de Occidente tanto en el arte como en la ciencia. La artista María Bisbal entronca con esa tradición, su inquietud en el propio proceso de hacer, en el propio acto creativo, trasciende el juego y la creación de la obra plástica en sí. Bosqueja, busca, plantea cruces de caminos con aquellos discursos del saber que le asaltan en su taller.

 

Pero María Bisbal es una artista de su tiempo. El trabajo que nos presenta en su propuesta Combinatoria: Espacios & Figuras nos remite a un arte figurativo, reconocible, pero no referencial. Los personajes, paisajes, que muestra en sus pinturas son fruto de una combinatoria matemática que solo están, en realidad, en su imaginación, como hoy sabemos que es todo acto creativo, toda creación, pues es resultado de nuestra capacidad simbólica, de nuestra necesaria capacidad de crear otros mundos, otras realidades.

 

La división figuración-abstracción ha dejado de tener sentido desde el momento en que nuestra realidad ha quedado traducida al código binario. Los personajes que nos encontramos en sus pinturas: el turista de Pompeya, Ana, el anciano de Atocha, la corista alemana y el turista de Segesta, nos son referenciales sino “virtuales”, combinados cual código binario (000110100) en sus lienzos, resultado de la intervención en su proceso creativo de una fórmula matemática con la que busca encontrar un orden en los “encuentros-coincidencias” de nuestra cotidianidad, pero que ni las matemáticas, −“ciencia exacta”−, pueden encontrar, el resultado está en nuestra imaginación.

 

Lentes, espejos, cámaras oscuras, perspectógrafos han sido sustituidos en su taller por ordenadores, software de última generación, impresoras, escáner, que combina en el mismo plano de creación con las técnicas tradicionales. Y bosqueja, busca, la creatividad como problema a resolver, en la misma tradición del pensador-creador moderno occidental, pero siendo consciente ya de que el motor de la creación no está en el instrumento sino en la mente del creador, en la valentía para enfrentarse a ello.

 

Con una técnica exquisita, indaga en el misterio de los “encuentros casuales”, cotidianos, cual efecto mariposa, podríamos decir también. Unos personajes que están en un “no-espacio” y que, por tanto, nos brindan la posibilidad de ser llenados con nuestra experiencia y convertirlos en lugares, en lugares propios de nuestra imaginación.